Cuando Larry Bird se retó a sí mismo volviéndose zurdo

Cuando un jugador viene de ser nombrado MVP dos veces seguidas de la NBA y es reconocido por toda la liga como el jugador más determinante, es fácil que ese hombre se imponga nuevos retos… aunque sean un tanto extravagantes. Ese hombre era Larry Bird y el día fue el 13 de febrero de 1986 tras finalizar un partido frente a los Supersonics donde había logrado un triple doble.

En la rueda de prensa posterior a ese partido Bird se auto impuso un curioso reto deportivo, jugar el siguiente partido con la mano izquierda porque aquello le parecía demasiado fácil. Siempre que pudiera utilizaría la mano izquierda para lanzar a canasta.

Aquellas declaraciones se las tomaron a broma la gran mayoría de los periodistas, pero el de West Baden no bromeaba.

El reto parecía complejo para un jugador diestro y además con una marcada mecánica de tiro sobre esa misma mano pero Larry Bird tenía una cierta ventaja.

Según cuentan los cronistas de la época Larry Bird era ambidextro fuera de las canchas de baloncesto y utilizaba con relativa facilidad la mano izquierda. De hecho, son conocidas sus firmas de autógrafos con ambas manos a la vez.

Larry Bird zurdo

Sea como sea Larry Bird tras retarse a si mismo a jugar con la izquierda en el partido anterior, el 14 de febrero de 1986 frente a los Blazers cumplió su promesa.

El partido comenzó en el Memorial Colliseum de Portland y Larry Bird empezó a mostrar al mundo que iba en serio con su compromiso del día anterior.

Comenzó a lanzar y anotar los tiros de cerca a la canasta con la izquierda e incluso cuando la situación lo permitía a jugar como si fuera zurdo.

El resultado final de aquel partido fue una victoria para los Boston Celtics frente a los Portland Trail Blazers en la prórroga por 119 a 120.

Larry Bird hizo otro triple doble con 47 puntos, 14 rebotes y 11 asistencias pero además anotó 22 de los 47 puntos con la mano izquierda. Anotó la canasta que le dio finalmente el partido a los Celtics… pero esa fue con la mano derecha.

El jugador de los Celtics era el absoluto dominador de la liga en aquella época y como muestra de aquel dominio, a partir del famoso partido con la mano izquierda, Larry Bird ganó el Premio a jugador del mes en Febrero y Marzo, el MVP de temporada, el Título de la NBA de 1986 y como colofón, el MVP de las Finales de la NBA.

En aquella época en la NBA sólo había un rey y vivía en Boston… el hombre que fue capaz de retarse a si mismo con éxito, incluso jugando con la mazo izquierda.

Os dejo el vídeo del partido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *