Dennis Rodman… otro tipo de estrella de la NBA

Dennis Rodman es uno de los grandes jugadores de la historia de la NBA. Más allá de sus importantes éxitos deportivos, se puede llegar fácilmente a la conclusión respecto a su grandeza por la vía del cariño y admiración de los aficionados de la historia de la NBA.

Hablar o ver jugar a Dennis Rodman rápidamente evoca a los aficionados del basket a una etapa dorada de la NBA, una era en la que (según muchos) realmente si se defendía al 100% y los jugadores cometían al máximo nivel sin concederse el más mínimo espacio.

Como en todo recuerdo siempre hay parte de estricta realidad y una parte de efervescencia sentimental por el añoro de un época pasada pero en el caso de Dennis Rodman es especialmente acusada esa parte sentimental.

El Gusano es uno de los jugadores más queridos y valorados por los aficionados de la NBA. Rodman no fue un jugador al estilo de Kobe, o de Magic Johnson, ni de Larry Bird, ni por supuesto de Lebron o del mismísimo Michael Jordan porque Dennis Rodman fue especial porque fue Dennis Rodman.

Esta frase que parece una simpleza, realmente guarda la esencia de lo genuino que fue un jugador que fue capaz de ser importante en dos de los mejores equipos de la historia… los Bad Boys que fueron capaces de acabar con la hegemonía de los Lakers de Magic y de parar el huracán de los primeros Bulls de Michael Jordan, y los Chicago Bulls del famoso 72-10 de la segunda era del todopoderoso número 23 por excelencia.

Dennis Rodman rebote

Dennis Rodman no fue el prototipo de estrella al que estamos acostumbrados, fue una estrella de la entrega, de la brega, del priorizar lo colectivo a lo individual.

Su capacidad defensiva, su voracidad reboteadora y sobre todo su influencia positiva en el juego de sus compañeros descargandoles en defensa y dejando espacios en ataque hizo de Rodman un jugador que se convirtió en sinónimo de equipo ganador.

A pesar de excentricidad y en ocasiones de sus artificios, los aficionados de la NBA tienen a Rodman como un referente de entrega… un jugador que no se dejaba nada en el vestuario y que era capaz de hacer lo que fuera porque su equipo venciese.

Por estos motivos cualquier video o referencia a Rodman adquiere una gran relevancia rápidamente ya que el jugador de los Pistons, Bulls, Spurs o Lakers se ha convertido de una estrella en un ídolo de una forma diferente de vivir el baloncesto.

La pregunta es sencilla… ¿a quien no le gustaba ver jugar a este tío?

Seguro que se cual es vuestra respuesta porque a lo largo de la historia ha habido muy pocos jugadores que hayan representado el baloncesto de trincheras mejor que lo hizo el gran Dennis Rodman.

Os dejo un vídeo con algunas de sus mejores jugadas… intensidad en estado puro:

Lo mejor de Dennis Rodman

Algunos de los mejores momentos de la carrera del gusano…

Gepostet von El Gurú del deporte am Samstag, 1. Dezember 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *