Detlef Schrempf el primer europeo en un All Star

En el All Star Game de la NBA ya han jugado más de 400 jugadores a lo largo de la historia de todas las ediciones disputadas desde su comienzo en 1951 hasta la actualidad.
 
En las primeras ediciones hasta la llegada de Don Barksdale todos lo jugadores eran de raza blanca. Igualmente la inmensa mayoría de los All Star eran de nacionalidad norteamericana y hasta principios de los 90’s no empezaron a jugar al All Star jugadores de nacionalidad europea formados en el baloncesto europeo.
 
De hecho a la hora de contabilizar los jugadores nacidos en el viejo continente que hayan jugado en el All Star Game la cuenta importante real empieza a partir ya de el siglo XXI que es cuando llegaron a la liga los Nowitzki, Gasol, Parker, Stojakovic… que han sido los buques insignias del baloncesto europeo en la NBA.
 
Pero antes de todos ellos hubo un jugador alemán que se convirtió en el primer jugador europeo en jugar un All Star Game en la historia y que se convirtió en el pionero de un hecho que con el paso de los años desde Europa ya hemos empezado a ver y a entender con una cierta normalidad y sobre todo con una relativa asiduidad.
 
La calidad y el físico de los jugadores europeos formados en el baloncesto europeo cada vez es mayor y la lista de nombres que van escribiendo su nombre en la historia de la NBA es cada vez mayor… pero volvamos al primero de todos los tiempos… al “Europeo 0”.
 
 Detlef Schrempf

Ese hombre es Detlef Schrempf el primer jugador europeo en jugar el All Star

El Alemán fue un alero de 2,06 cm original de Leverkusen que jugó en la NBA en equipos como los Dallas Mavericks, Indiana Pacers, Seattle Supersonics y Portland Trailblazers.
 
Schrempf llegó a ser 3 veces All Star de la NBA… la primera de ellas y la que le convirtió en el primer europeo en disputarlo fue en 1993, en el All Star de Salt Lake City que  la pareja de los Jazz Karl Malone y John Stockton dominaron de principio a fin llevándose como colofón el MVP compartido de aquel All Star Game.
 
Más tarde repetiría All Star en 1995 y en 1997. 
 
Aquello sirvió de antesala a lo que quedaba por venir sobre todo desde que otro espigado Alemán de Wurzburgo llegaba a la NBA en el draft de 1998 en la posición número 9.
Aquel chico se llamaba Dirk Nowitzki y ha jugado algún que otro All Star.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *