El mejor compañero de Larry Bird en la NBA

Larry Bird jugó toda su carrera en la NBA en los Boston Celtics. Durante las 13 temporadas que vistió el verde de la franquicia de Boston tuvo mucho compañeros pero tan sólo uno de ellos fue reconocido por el propio Bird como el mejor compañero que jamás había tenido en la NBA.

Muchos de los compañeros que tuvo Larry Bird a lo largo de su carrera en los Celtics jugaron con él mucho años pero su elegido llegó en la temporada 1983-1984.

Hasta aquella temporada los Celtics llevaban dos años seguidos sin llegar a las Finales de la NBA porque los Philadelphia 76ers estaban superándoles en las series Finales de la Conferencia Este.

El mayor factor diferencial entre ambos equipos se encontraban en la posición de base ya que el prolífico base anotador Andrew Toney se había mostrado muy superior a la defensa de los Celtics.

Como respuesta a esa necesidad, Red Auerbach fijó sus ojos en un gran defensor de la liga aunque este jugador también tenía un carácter controvertido dentro y fuera de las canchas.

Ese hombre fue Dennis Johnson que llegó al Garden con 29 años y una larga y dilatada carrera en la NBA habiendo pasado por los Seattle Supersonics donde fue Campeón de la NBA y por los Phoenix Suns.

Larry Bird compañero dennis Johnson

El efecto Dennis Johnson no tardó en notarse en los Celtics y se empezó a ganar desde la primera temporada el calificativo del mejor compañero que nunca había tenido del mismísimo Larry Bird.

En su primera temporada en Boston (1983-1984), Dennis Johnson fue clave para que los Celtics llegaran de nuevo a las Finales de la NBA y sobre todo para que se llevaran el Campeonato frente a los Angeles Lakers de Magic Johnson.

El base de los Celtics minimizó a Magic Johnson en aquellas Finales y le llevó a cometer muchos de los mejores que finalmente le llevarían a Magic a ganarse el apodo de Tragic Johnson.

Dennis Johnson con su extraordinario compromiso con la defensa mejoró de forma innegable a los Celtics de la década de los 80’s. Era el tipo de jugador que entendía lo importante que era la defensa para el éxito colectivo e hizo gala en esos años con los Celtics de su apodo de “hombre pegamento” y ese nivel de implicación en seguida gustó a Larry Bird, el líder de aquel equipo.

Bird quería jugadores implicados, con carácter y con hambre de victoria que dieran el 100% sobre la cancha de baloncesto porque él con su liderazgo y estilo de juego les llevaría a dar el 105%.

Dennis Johnson fue la clave defensiva de aquellos Celtics siendo parte fundamental también del anillo de 1986.

Cuando Larry Bird te nombra como el mejor compañero que nunca ha tenido en la NBA, no puedes ser un jugador cualquiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *