Michael Cooper el fontanero del Showtime

Todo gran equipo de la historia de la NBA ha tenido al menos un jugador que ha hecho las labores… quizás por llamarlas de alguna manera… menos reconocidas. Los famosos Lakers del Showtime también tuvieron un jugador que desempeño tal rol… ese hombre fue Michael Cooper.

El escolta de los Lakers llegó al equipo californiano en el Draft de 1978.

Fue elegido en la posición 60 como tercera opción de los púrpura y oro, es decir, en aquel Draft los Lakers eligieron dos jugadores antes que a Cooper, y le draftearon en la posición global 60.

Esto da imagen de lo que esperaban los Lakers de Cooper… más bien poco.

En su primera temporada en la liga con Jerry West en el banquillo tan sólo jugó tres partidos pero todo cambio en la temporada siguiente.

La llegada de Magic Johnson a aquel equipo y el cambio en el banquillo de Jerry West, le sirvió a Michael Cooper para entrar en la rotación del equipo y sobre todo para empezar a desempeñar un rol básico de especialista defensivo.

Michael Cooper

Michael Cooper se convirtió en una suerte de sexto hombre con grandes dotes defensivas y con gran sobriedad ofensiva.

En resumen, Michael Cooper equilibró la magia y fantasía de aquel equipo con un punto de sobriedad defensiva que hizo que aquel conjunto del Showtime fuera todavía mejor.

Con sus medias hasta la rodilla que cubrían esas piernas finas que parecían que iban a romperse Michael Cooper consiguió ser reconocido como parte esencial de aquel equipo.

Como resultado 5 anillos de Campeón de la NBA, 5 veces elegido como miembro del Primer equipo defensivo de la liga, 3 veces en el segundo mejor equipo y Premio al Mejor jugador defensivo de 1987.

En la temporada 1981-1982 todavía no existía el premio a mejor sexto hombre de la temporada pero si lo hubiera habido seguramente habría sido para Cooper.

Todo equipo necesita un hombre que sea capaz de hacer las labores menos lucidas y alejadas de los focos y aquellos Lakers no podían ser menos.

Los Lakers, las noches del Forum en Inglewood y el Showtime le deben mucho a Michael Cooper.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *