Reggie Miller, el Pacer que nadie quería

Reggie Miller es uno de los mejores tiradores de larga distancia de la historia de la NBA y probablemente el mejor jugador de la historia de los Indiana Pacers. Con esta carta de presentación parece difícil pensar que en su llegada nadie le quería en Indiana, pero realmente fue así.

Lo más curioso de esta historia es que realmente no fue por el hecho de ser Reggie Miller, sino porque en el Draft de 1987 en Indiana todo el mundo quería a otro jugador en vez de al escolta de UCLA.

Aquel año se había proclamado Campeón de la NCAA, la Universidad de Indiana de la mano de Bobby Knight y del base de aquel equipo Steve Alford.

Alford era el líder indiscutible de aquellos Hoosiers siendo además el máximo anotador ya que en aquellas finales de la NCAA se fue hasta los 56 puntos totales… 33 frente a UNLV y 23 más en la Final frente a Syracuse.

Además el base de 1.88 cm tenía una característica todavía más atractiva para los aficionados de los Pacers… era de Franklin… Indiana.

En aquel momento Steve Alford era el orgullo del Estado de Indiana, uno de los lugares con mayor tradición baloncestistica de Estados Unidos, y los aficionados de Indiana soñaban con que Alford fuera el líder del proyecto de futuro de los Pacers pero el Draft de 1987 lo derrumbó todo.

Steve Alford

Los Indiana Pacers eligieron en el puesto número 11 a Reggie Miller en vez de a Steve Alford.

Aquello fue un shock para todo el estado de Indiana pero esa fue la decisión de Donnie Walsh, el General Manager de los Pacers de la época.

La decisión fue controvertida pero fue un absoluto acierto.

Los Pacers se llevaron a uno de los mayores killers de la historia de la NBA con un tiro letal y un nivel competitivo tan alto que llevó a los Pacers a ser siempre un equipo aspirante a todo.

Reggie Miller pasó 18 temporadas en los Pacers y anotó 25279 puntos

Por otro lado, Steve Alford cayó hasta la posición 26 de aquel draft siendo finalmente elegido por los Dallas Mavericks donde inició un ciclo de paso sin pena, ni gloria por la NBA.

Tras cuatro temporadas en la NBA decidió retirarse con tan sólo 26 años.

El caso de Alford es el caso típico de un jugador de gran éxito en la NCAA pero que su estilo de juego no se ajusta a la NBA y eso los scouters y los General Managers lo saben.

Lo que nunca sabremos será que hubiera pasado con Alford en Indiana…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *