El toque divino de Scottie Pippen a Danny Granger

En ocasiones un pequeño acto de una estrella del baloncesto puede tener efectos que ni llegamos a imaginar. De hecho, continuamente pasan cosas y se cruzan personas que ni podemos imaginar que en cierta manera tendrán unos efectos unas sobre otras. Este es el caso de Scottie Pippen a Danny Granger.

El sueño de cualquier chaval es llegar a conocer a las estrellas a las que admira.

En el caso del deporte y del baloncesto es exactamente igual.

Hay pequeños actos que pueden marcar decisiones de futuro aunque también es preciso que se den una serie de circunstancias determinadas.

En los 90’s lo máximo era los Chicago Bulls. Es cierto que había otros grandes equipos y jugadores pero era el auge del que probablemente sea el mejor sino de los mejores jugadores de la historia de la NBA.

Todos los chavales anhelaban ser como Michael Jordan y hacían todo lo posible por llegar a ver alguno de los partidos de la mega estrella de los Bulls.

Así fue como un pequeño Danny Granger en 1992 acudió a ver un partido de los Chicago Bulls.

Aquel día sin él saberlo pasaría algo que cambiaría su destino…. el cual obviamente con tan sólo 9 años todavía no podía llegar a vislumbrar.

Danny Granger

Danny Granger estaba esperando el paso de los jugadores de los Bulls y cuando llegaron hasta él uno de ellos chocó su mano.

Ese hombre era el número 33 de los Chicago Bulls.

A partir de ese toque de Scottie Pippen a Danny Granger, el pequeño que todavía no sabía que iba a llegar a ser una gran estrella de la NBA decidió que sería el número 33.

El pequeño Danny ya tenía un nuevo ídolo

Ese número le acompañó en toda su carrera excepto en la última etapa de los Heat donde llevó el 22.

El 33 en Miami está retirado en honor de Alonzo Mourning.

Lastima las lesiones que truncaron la carrera de un gran jugador como Danny Granger que siempre llevó el 33 por el gran significado que le dio al toque de una estrella de la NBA.

¿Llevará alguien en un futuro el 33 de Danny Granger por un acto como el de Pippen?

Nunca se sabe lo que está pasando como incidirá en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *